El cerdo ha sido en uno de los grandes sustentos de la familias de las zonas rurales de Galicia donde en cada casa se criaba al menos un cerdo por año para el autoconsumo. Chorizos, jamones o lacón eran tan sólo algunas de los tipos de carne que se disponía de este animal para la elaboración de entre otros platos "El Cocido Gallego".

Era por tradición, llegados a San Martiño (11 de noviembre) y coincidiendo con los meses de frío, la matanza del cerdo que tenía cada familia en casa y que además se convertía en una fiesta y un motivo de reunión de familia y amigos. Aunque parezca una forma cruel, el cerdo se ha considerado desde siempre, un animal venerado y de vital importancia para los Gallegos.

Con la llegada de los nuevos tiempo y la inmigración de la gente joven a las ciudades, la cria de cerdo cayó drásticamente hasta el punto de que sólo se criaban cerdos en las explotaciones porcinas.

Aunque de nuevo algo está cambiando en Galicia ya que las nuevas generaciones están comenzando a emprender iniciativas en el agro gallego aunque con ciertos cambios de mentalidad.

Ahora lo que se pretende es elaborar un producto de máxima calidad y de forma artesanal aunque en reducidas cantidades lo que lo hace un producto muy exclusivo.

En el caso del cerdo, lo que se está pretendiendo es criar el Porco Celta, una raza autóctona de nuestra tierra que se caracteriza por sus mancas de color negro sobre el lomo y que casi había caído en el olvido. Como valor añadido, estos cerdos son criados en libertad donde se alimentan por ejemplo de hortalizas, castañas y bellotas.

Por ello, desde La Despensa de Leire queremos ofreceros productos elaborados a partir del Porco Celta tales como el chorizo o el salchichón de Casa Castelao para que podáis experimentar el sabor de Galicia.

Si quieres ver todos los productos que ofrecemos, haz click AQUI e infórmate.