Las Fabas de Lourená son unas legumbres cultivadas en la zona de la Mariña Lucense-Lugo donde gracias a las excepcionales condiciones de humedad y lluvia de la zona hacen de Lourenzá el lugar ideal para su cultivo.

Este producto tan apreciado en la cocina gallega se viene cultivando desde hace varios siglos donde ciertos registros datan del S XVII escritos donde se habla sobre el comercio de las fabas en la zona.

Que uso tiene la faba de Lourenzá en la cocina gallega? Son multiples las recetas que en las que esta legumbre es la reina pero quizá algunas como las fabas con almejas o las fabas con pulpo, son las más apreciadas por los amantes de la cocina tradicional.

Por ello a continuación te traemos una pequeña receta de Fabas con Almejas basada en nuestras Fabas Terras da Mariña que puedes comprar facilmente en nuestra tienda online. Por cierto, no te olvides del vino por lo que échale un vistazo a la sección de BODEGA donde encontrarás los mejores caldos blancos y tintos de nuestra comunidad.

FABAS DE LOURENZÁ CON ALMEJAS

Ingredientes  

para cuatro personas

1/2 kg de Fabas de Lourenzá

250 gr de almejas GALLEGAS

1 cebolla

2 dientes de ajo o uno grande

1 cucharada pequeña de azafrán

1 cucharada de perejil picado

1 taza de aceite de oliva 

Sal

Preparación

Dejar las habas/fabas en remojo durante 12 horas. En una sartén se fríen cebolla cortada fina y ajo en láminas. Se añaden las almejas limpias y se dejan reposar a fuego medio hasta que se abran. En una olla aparte con agua fría se ponen a hervir las fabas y cuando llegan su punto de hervor, se desespuma, se baja la temperatura y se deja cocer una hora a fuego medio, pudiéndose cortar la cocción con un chorro de agua fría un par de veces, para reblandecer más la textura de las fabas. Hay que tener en cuenta que hasta que las fabas estén blandas no se deben echar las almejas con el sofrito en la olla. Pasada la hora se prueba la textura de la alubia y se echan las almejas con el sofrito, el azafrán y el perejil picado en la olla, se rectifica de sal y se continúa la cocción durante unos minutos, hasta que las fabas tengan un punto mantecoso. Cuando estén listas, emplatar y servir.